DÍA 4 QUE FUERA

La frase popular "Día 4 que Fuera" hace referencia a la víspera de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena.

Hasta los años sesenta, las fiestas comenzaban el día 5 de septiembre por la mañana con la Fiesta del Pasodoble, y fue en esa década cuando se añadió el pregón de fiestas. Por eso, el día 9, después de despedir a la Virgen por la mañana y de celebrar la entrada de Nuevos Capitanes y Alféreces; y el intercambio de bandas, por la tarde, la gente decía popularmente "día 4 que fuera", expresando así su deseo de que las fiestas empezaran de nuevo ese mismo día, es decir, que o terminaran.

Seguir leyendo...

¡Escucha!

Síguenos en...

El pestillo

Autor: Juan Ramón Juan García – Cronista de la Comparsa de Almogávares

Estábamos un día en la comparsa, no recuerdo muy bien, si era por la tarde, mediodía o por la mañana, eso sí, era durante las fiestas, pues la mayoría íbamos vestidos de almogávar, y esparábamos para almorzar, comer, merendar, ya dije, no recuerdo la hora exacta, por supuesto dentro del patio “el asedio” de la comparsa, caundo escuché a un jovencísimo almogávar que decía a otro bastante mayor: “abuelo, cuando podemos empezar a comer algo, tengo hambre”, a lo que le contesta su abuelo: “cuando llegue la comparsa”, “¿y cuando viene?”, a lo que le que le dijo su abuelo: “mira Fran, cuando veas que se abren las puertas, es que ya está la comparsa llegando y enseguida al plato”, asiente y calla el chiquillo, pues no había pasado mucho rato, cuando se oye los golpes secos, de cuando se suben y bajan los pasadores de la puerta, tras ellos el gruñido de las puertas al abrirse de par en par, y entonces fue Paco, el que llamo la atención de su nieto “Fran, Fran, vamos para fuera y verás como se acerca la comprasa” y salieron a la calle, cierto, por ahí venían, calle San Cristóbal, para bajo con la bandera oro y gules al aire, acompañada por los sones de la banda, señoriales, poco a poco avanzando, hasta que llegan a la puerta, suena el himno, la bandera entra y empieza el almuerzo, aperitivo, comida o merienda; y tras cuatro “bocaos” y saciada uno poco la gana, dice el nieto al abuelo, “yayo, entonces cuando se oye el pestillo, abren la puerta, ¿es que ya llegan?”, “si Fran, si, cuando abren el pestillo, es que ya está aquí la comparsa”.

Juan Ramón Juan García

juanramonjuangarcia@gmail.com

Cronista Comparsa de Almogávares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies