DÍA 4 QUE FUERA

La frase popular "Día 4 que Fuera" hace referencia a la víspera de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena.

Hasta los años sesenta, las fiestas comenzaban el día 5 de septiembre por la mañana con la Fiesta del Pasodoble, y fue en esa década cuando se añadió el pregón de fiestas. Por eso, el día 9, después de despedir a la Virgen por la mañana y de celebrar la entrada de Nuevos Capitanes y Alféreces; y el intercambio de bandas, por la tarde, la gente decía popularmente "día 4 que fuera", expresando así su deseo de que las fiestas empezaran de nuevo ese mismo día, es decir, que o terminaran.

Seguir leyendo...

¡Escucha!

Síguenos en...
Día 4 que FueraActualidad Microrrelato: Rompan filas

Microrrelato: Rompan filas

Autora: Susana Maciá Ruiz –  Cronista Comparsa de Piratas

Queda menos de la mitad del recorrido. El tiempo apremia. Son la 8 pasadas y el desfile se acaba. No tengo ganas de llegar al portón. Lo veo de lejos y no tengo ganas de llegar. Miro a un lado y a otro y mis ojos no alcanza a fijarse en todos los detalles. Quién hay, a quien conozco. A veces oigo mi nombre y lanzo el brazo eufórica lanzado un beso al aire o haciendo un simpático guiño. Admiro orgullosa al público que sonríe, aplaude y lo pasa bien. Nada nos abruma; al contrario, nos da un nuevo brío. Nuestra marcha se sucede de manera metódica, impaciente y fogosa, aunque algunos nos censuren con chispazos hostiles. Nos desenvolvemos en un ambiente de armonía y complicidad que amenaza con llegar al éxtasis de una felicidad  que nos invade y que siempre consigue hacerlo sobrepasando al corazón y a la razón que se debaten en una cruel pugna sabiendo que la forma de desfilar a veces no es la más pragmática. Escuchamos la música acorde con nuestro entusiasmo. Alternando van los pasobles “Xabia” y “Els Preparants” y cuando llega al trío , donde la estructura musical hace su cambio, no podemos evitar el bramido ” je, je, je ….que nos motiva aún más, atrapados por esa extraña sensación que a ratos nos enfría  y nos hace mermar el paso y otros nos hace escandalizarnos haciendo que el vaivén de nuestros movimientos sobrepase la situación y se rompan filas. Cuando el himno suena, es que el punto final se acerca .Impulsada rebeldía se demora sin conciencia por la emoción que nuestra marcha incita.- ¡¡ Voltereta, voltereta !!. la gente aclama y sin sentido avergonzado el gorro y el pañuelo pronto me retiro, echando la capa a un costado y haciendo girar el torso; enroscando la cabeza junto a las piernas y tomando impulso con apoyo ligero de la espalda al suelo, consigo hacer una voltereta que al público hace vibrar en aplausos.  Ahora si llega el final del tramo, donde el resto de piratas nos deleitan en agasajos contagiados todos de la misma inquietud por haber hecho un desfile jovial que no pintoresco y que nos hace ser genuios y admirados en las fiestas de Nuestra Villena a la que tanto honramos.

 

Susana Maciá Ruiz

susana@clementsalus.com

Cronista de la Comparsa de Piratas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies