DÍA 4 QUE FUERA

La frase popular "Día 4 que Fuera" hace referencia a la víspera de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena.

Hasta los años sesenta, las fiestas comenzaban el día 5 de septiembre por la mañana con la Fiesta del Pasodoble, y fue en esa década cuando se añadió el pregón de fiestas. Por eso, el día 9, después de despedir a la Virgen por la mañana y de celebrar la entrada de Nuevos Capitanes y Alféreces; y el intercambio de bandas, por la tarde, la gente decía popularmente "día 4 que fuera", expresando así su deseo de que las fiestas empezaran de nuevo ese mismo día, es decir, que o terminaran.

Seguir leyendo...

¡Escucha!

Síguenos en...
Día 4 que FueraActualidad Una de mejillones!!

Una de mejillones!!

Y el domingo 24 de Septiembre amaneció soleado, y no podía faltar la buena música y el madrugón pertinente, pero los nazaríes “siempre puntuales son” dice nuestra canción, y así fue como acudimos a nuestra primera cita en el recién estrenado calendario festero. De esta forma, una nerviosa y tímida sonrisa nos recibió, era la de Elena, nuestra madrina infantil que disfruto con el resto de sus cargos de el pequeño paseo que hicimos por nuestra Villena, para que esas bandas 2018 quedasen  estrenadas.  A pesar del jolgorio y la alegría,  pudimos atisbar el signo de nostalgia en su ojos, ese que marcaba el recuerdo de la ausencia de su madrina mayor Natalia.   La alegría  y jovialidad que Natalia, nuestra madrina mayor 2018 desprende a su  paso se hizo de notar, pero aunque eran muchos los km que la separaban ella tampoco se quiso perder el estreno de su año y durante los minutos que duro la video-llamada se trasporto de Norwich (Londres)  a La Alhambra, viviendo y sintiendo a su comparsa y a sus cargos más cerca que nunca.

           

Fue un gran trabajo el que  cocineros y ayudantes realizaron, y nuestros estómagos quedaron la mar de satisfechos rodeados de  manjares varios, pero entre aperitivo y comida, hicimos un huequecito para acordarnos de nuestra patrona a la que despedimos tan solo un par de semana atrás.                                                                                                   Y mientras tanto, los más pequeños de la casa vivían mil y una aventuras en nuestras colchonetas donde jugaron, crearon, rieron y rebotaron durante gran parte del día.

                  

 

De esta forma acudimos a misa de 12H, en la iglesia de Santiago como viene siendo tradición, y tuvimos “la suerte” de hallarnos con una sorpresa con la que no contábamos, puesto que al igual que nosotros estrenamos nuevos cargos festeros, nuestra iglesia estrenaba párroco, de forma que asistimos a la presentación del nuevo párroco de la Iglesia Arciprestal de Santiago, Don Reyes Rodriguez Rufete quien amablemente tuvo unas palabras de agradecimiento para nuestra comparsa y seguidamente, nuestros alféreces mayor e infantil respectivamente, tuvieron la oportunidad de ondear sus banderas al viento por primera vez bajo el himno de la Morenica, y…¡¡menudo debut!! Pues no hubo un pelo que no quedara en punta tras la magnífica actuación de ambos.

De esta forma, y tras el incesante crujido de nuestros estómagos acudimos a la llamada donde un magnifico aperitivo nos esperaba y donde no quedo ni uno solo de todos esos mejillones que a mas de uno le costo algún que otro arañazo. Pero satisfechos escuchamos a grito de ¡una de mejillones! sabiendo que todos esos arañazos merecieron la pena.   Un día donde disfrutamos de muy buena música gracias al gran trabajo y mejor compañía que nuestros amigos de la asociación musical ADELUM nos regala año tras año, convirtiendo una comida de hermandad en mucho más que eso.

       

Y tras la eterna duda, muchos de nuestros socios lo tuvieron muy claro una vez corrido el rumor del éxito que nuestro experto cocinero Toni alcanzo con su plato estrella de gazpachos, que no dejo indiferente a nadie. Llegó la hora de levantarnos de la silla y lanzarnos a la pista de baile pese a los impedimentos encontrados, y  al igual que le pasó a cenicienta, las 18h. fueron nuestra hora punta, esa que nadie llamó pero que llegó. Así tras su despedida habitual, que tarareamos y cantamos los ADELUM nos dijeron “hasta la próxima”.

    

 

Raquel López Hernández

Raquellh90@gmail.com

Cronista Comparsa Moros Nazaríes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies