DÍA 4 QUE FUERA

La frase popular "Día 4 que Fuera" hace referencia a la víspera de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena.

Hasta los años sesenta, las fiestas comenzaban el día 5 de septiembre por la mañana con la Fiesta del Pasodoble, y fue en esa década cuando se añadió el pregón de fiestas. Por eso, el día 9, después de despedir a la Virgen por la mañana y de celebrar la entrada de Nuevos Capitanes y Alféreces; y el intercambio de bandas, por la tarde, la gente decía popularmente "día 4 que fuera", expresando así su deseo de que las fiestas empezaran de nuevo ese mismo día, es decir, que o terminaran.

Seguir leyendo...

¡Escucha!

Síguenos en...
Día 4 que FueraActualidad Microrrelato: La llamada

Microrrelato: La llamada

Autora: María Gómez Rojas – Cronista de la Comparsa de Moros Realistas

A Lucía, con todo mi amor.

Recuerdo el día 9 con mucho cariño, aunque el resultado no fuera nunca el esperado. Hacía la diana con mi madre y después almorzaba en la comparsa, como de costumbre. Luego me iba a casa. Esos días 9 era cuando más comida había en la cocina. La nevera estaba totalmente llena. Pero nunca tuve el placer de contestar el teléfono de alcaldía. Mis ilusiones estaban correspondidas con el final de las fiestas, se acababa lo que más nos gusta en mi casa y para colmo, no podía cumplir mi sueño de ser regidora infantil.

Con el paso del año festero asistía a todos los actos que podía, y cuando digo a todos, son todos. Hasta me salté catequesis más de una semana. Cuando dije que en mi casa vivimos las fiestas como nadie, iba totalmente en serio. Y donde digo casa, digo familia.

Llegó el verano, y con él, las presentaciones. Presentaciones a las que iba y en las que tenía que ver como 15 niñas cumplían su sueño, mientras que yo las veía entre bambalinas, reconcomiéndome por dentro y maldiciendo a la suerte. ¿Por qué ellas si y yo no?

Justamente este verano recibí esa llamada que tanto esperaba, pero no era la del teléfono de alcaldía. Era de una casa que conocía a la perfección. No pude negarme ante la propuesta que me hacían. No fue un 15 de agosto ni un 9 de septiembre, pero la idea de representar a los Moros Realistas me gustaba tanto que no importaba que día me lo dijeran.

Con el paso de los años entendí que el tiempo nos pone a cada uno en nuestro lugar, y a mí me puso en el momento adecuado. Con las personas adecuadas.

María Gómez Rojas

mgomezrojas756@gmail.com

Cronista de la comparsa de Moros Realistas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies