DÍA 4 QUE FUERA

La frase popular "Día 4 que Fuera" hace referencia a la víspera de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena.

Hasta los años sesenta, las fiestas comenzaban el día 5 de septiembre por la mañana con la Fiesta del Pasodoble, y fue en esa década cuando se añadió el pregón de fiestas. Por eso, el día 9, después de despedir a la Virgen por la mañana y de celebrar la entrada de Nuevos Capitanes y Alféreces; y el intercambio de bandas, por la tarde, la gente decía popularmente "día 4 que fuera", expresando así su deseo de que las fiestas empezaran de nuevo ese mismo día, es decir, que o terminaran.

Seguir leyendo...

¡Escucha!

Síguenos en...
Día 4 que FueraActualidad Acervo festero: “Antonio Navarro Navarro El Tito”

Acervo festero: “Antonio Navarro Navarro El Tito”

Pedro Mateo Melenchón – Cronista Comparsa de Moros Viejos

Es curioso cómo, lo que puede parecer a primera vista simples objetos, son elementos de nuestra fiesta y nuestra historia como Moros Viejos.
Si pudiéramos escuchar lo que ellos nos transmiten, si pudiéramos trasladarnos a las fiestas en las que fueron utilizados, nos encontraríamos en la piel de una de las sagas más importantes de nuestra comparsa, encarnada en Antonio Navarro Navarro “El Tío Tito”, a quién pertenecieron estos objetos que hoy homenajeamos.
Esta gumia y mochila fueron testigos de desfiles, de música, de historia de nuestra Comparsa, del inicio de una saga legendaria que a día de hoy todavía encabeza los desfiles, con ese estilo propio de gallardía que, tras varias generaciones, podemos disfrutar hoy todavía en nuestras fiestas. Estilo e historia que nadie quiere perderse cada día 5 de septiembre, tras ver salir a “la Banda” y a nuestro “Tito” porque, sin ello, el día 5 es menos día 5.
Pero partamos del inicio.
Se calcula que Antonio Navarro Navarro “El Tío Tito” debutó como cabo de nuestra comparsa de Moros Viejos allá por 1915, siendo digno relevo de su suegro Miguel Gil Navarro “El Tío Piñero”.
Salvo contadas excepciones, abrió nuestras fiestas, siempre como cabo de escuadra de gastadores, en 52 ocasiones, hasta su retirada en 1967, como ya se relata en el libro de “Los Titos” de Francisco Javier Rodenas Micó.
Pero mucho más allá de ser un gran cabo, ocupó muchos otros puestos que lo convirtieron, en una figura emblemática de nuestra comparsa, ayudando a construir los más de 175 años con los que contamos actualmente. Ocupó la figura de Presidente, cabo, capitán o alférez, alojaba a músicos en su casa, la cual llegó a ser lo más parecido a la Sede de la Comparsa hasta la adquisición de una propia en 1984. Todas estas acciones le valieron, en 1968, ser nombrado Presidente Honorario Perpetuo de la Comparsa de Moros Viejos de Villena.
Antonio Navarro Navarro fue el alma de nuestra comparsa y la dirigió como cabo con honor y con su estilo particular. Con su mochila a la espalda y su gumia en la mano, supo transmitir el amor por nuestra comparsa y por la fiesta a sus hijos, Miguel y Antonio, dignos sucesores que continuaron con su legado.
También sus hijos ocuparon durante años múltiples cargos vitales para la comparsa que, aún hoy en día, marcaron la diferencia para los Moros Viejos en muchos aspectos que tenemos que agradecerles, uno de ellos, la firme de defensa de la necesidad de tener nuestra propia Sede, con el crecimiento del número de socios a lo largo de los años.
En 1975 fue una de las históricas ocasiones en las que nuestra comparsa desfiló sin cabos, sin ningún “Tito” al frente, al haber sufrido el duro golpe de perder primero al hijo, Antonio Navarro Gil y, en pocas semanas, al padre, Antonio Navarro Navarro. Como señal de respeto, luto y consideración hacia esta familia que ha construido nuestra historia, ese año nadie ocupó el lugar de cabo.
Ya en 1978 nace el Premio Antonio Navarro “El Tito” para homenajear, a través del nombre de estos grandes festeros, a otras personas que trabajan y se entregan a la fiesta, enalteciendo estos valores festeros.
Poco es el reconocimiento que podemos hacer a estas grandes figuras de la fiesta. Vayan estas letras en ese camino, a través de estos objetos que atesoramos en nuestra Comparsa y que significan mucho para nosotros porque están impregnadas de historia, de tradición y de amor por los Moros Viejos y por nuestras Fiestas de Moros y Cristianos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies