DÍA 4 QUE FUERA

La frase popular "Día 4 que Fuera" hace referencia a la víspera de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena.

Hasta los años sesenta, las fiestas comenzaban el día 5 de septiembre por la mañana con la Fiesta del Pasodoble, y fue en esa década cuando se añadió el pregón de fiestas. Por eso, el día 9, después de despedir a la Virgen por la mañana y de celebrar la entrada de Nuevos Capitanes y Alféreces; y el intercambio de bandas, por la tarde, la gente decía popularmente "día 4 que fuera", expresando así su deseo de que las fiestas empezaran de nuevo ese mismo día, es decir, que o terminaran.

Seguir leyendo...

¡Escucha!

Síguenos en...
Día 4 que FueraActualidad Acervo festero: «Sus ojos»

Acervo festero: «Sus ojos»

Antonio Díaz Hernández – Cronista Comparsa de Almogávares

Abrí los ojos, ¿que es ese sonido?, ¿qué son esas luces? ¿y, todos esos colores y olores?, ¿qué es esta alegría?.
Llego aquí, y que es lo que veo, pues todo inundado de alegría, música y colores, muchos colores, y muchas luces de colores. Todo el mundo parece estar contento, todos son felices, aparentemente, todos o casi todos con trajes multicolores, inflamados de originalidad y vistosidad, y esa música que bien suena, tanto con unos ritmos como con otros, y todos embebidos en sus armonías sonrien sin parar; Suenan tiros o petardos o castillicos, parecen asustar, pero me gustan, además huelen de una forma peculiar, distinta, a lo que huele la pólvora en estos momentos, estoy poco tiempo aquí y esto es un sin parar, cientos o quizás miles de hombres, mujeres y niños vestidos con trajes con más colores que puedan tener mil arco íris, disfrutando al son del múltiples bandas que no cesan de tocar, y las luces, millones de lucecitas de colores que lo hacen todo brillar, y, y, y….
Esto me parece, sublime, expectacular, sorprendente, divertido, lujoso, extraordinario, incomparable, inconmensurable, alegría, compañía, sonrisas, abrazos, saludos, ajetreo, algarabía, y,y,y,…..
No tiene mi corto vocabulario más formas de describir los que vieron mis ojos, aquí, por primera vez, mi léxico, no da más.
Y lo que más me gusto y dió pie a este monólogo es la borla que colgaba sobre la cara de mi padre desde su gorro.
Y ahí lo decidí.
Me llamo ERIKA, tengo seis meses, y quiero se almogávar como mi padre.

JU.AN.JO

Antonio Díaz Hernández

antoniodiazhernandez18@gmail.com

Cronista Comparsa de Almogávares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies