DÍA 4 QUE FUERA

La frase popular "Día 4 que Fuera" hace referencia a la víspera de las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena.

Hasta los años sesenta, las fiestas comenzaban el día 5 de septiembre por la mañana con la Fiesta del Pasodoble, y fue en esa década cuando se añadió el pregón de fiestas. Por eso, el día 9, después de despedir a la Virgen por la mañana y de celebrar la entrada de Nuevos Capitanes y Alféreces; y el intercambio de bandas, por la tarde, la gente decía popularmente "día 4 que fuera", expresando así su deseo de que las fiestas empezaran de nuevo ese mismo día, es decir, que o terminaran.

Seguir leyendo...

¡Escucha!

Síguenos en...

Fiestas 2019

CRÓNICA FIESTAS 2019.

 

Durante el mes de septiembre siempre nos toca recuperarnos de las Fiestas. Y ahora, con la calma de un nuevo mes y un nuevo año festero por disfrutar, toca hacer balance de todo lo que hemos vivido hasta hace muy poco.

 

En estas fiestas tan extraordinarias, nunca mejor dicho. Los Moros Realistas hemos tenido la oportunidad de ser partícipes de momentos que nunca olvidaremos. Empezando por el día de la romería, cuando tuvimos la oportunidad de acoger a todos los villeneros y forasteros que acompañaban a la Morenica la tarde del último domingo de agosto.

 

Aunque estas pasadas fiestas disten mucho de las que estábamos acostumbrados debido a los distintos cambios, creo, que nos hemos sabido adaptar muy bien. Empezando por el día 3 de septiembre. Ya que, por estos cambios, no pudimos realizar nuestra tradicional merienda del castillo el día siete de septiembre, sustituimos esta visita a la fortaleza ataláyense el día tres, celebrando la cena de la entradica en dicho lugar. Nos sentimos muy contentos al realizar este cambio y al ver que tuvo muchísimo más éxito del esperado.

El día cuatro transcurrió con toda la normalidad que se esperaba de él. Pero el día cinco… El día cinco por la mañana fue muy especial para nosotros, ya no solo por recoger a nuestras madrinas Ana y Davinia, sino porque este año, una socia de nuestra comparsa tuvo el privilegio de ser la pregonera de nuestras fiestas. Conchi García, primera presidenta de la comparsa y de las fiestas de Villena fue la encargada de pronunciar el pregón con el que se inauguran nuestras fiestas de moros y cristianos. Por ello, como no podía ser de otra forma, la comparsa la recogió en su casa tal y como merecía la ocasión, con el mismo protagonismo que el de nuestras madrinas 2019.

Unas horas más tarde, ya estábamos todos preparados para escuchar esos dos golpes de bombo que no necesitan ninguna traducción… Y desfilamos lo mejor que supimos, pero lo disfrutamos todo y pusimos toda la carne en el asador para hacer de la entrada, el mayor de los espectáculos visuales y emotivos.

    

Hablando de actos extraordinarios, por primera vez tras la misa de la juventud del día seis por la mañana, nuestros socios infantiles acompañaron a la morenica durante el ruedo de banderas, dónde, todo hay que decirlo, Francisco, nuestro alférez infantil, lo dio todo y dejó el pabellón muy alto. Una mañana inolvidable para nuestros pequeños y para sus padres, que disfrutaron lo mismo o más que ellos. Posteriormente, en lugar de realizar el desfile de la Esperanza como todos los años, nos subimos a la embajada.

Fue por la tarde-noche cuando todos estábamos un poco desubicados, porque parece que no, pero adelantar la cabalgata y desfilar en tiempo record nos trastocó un poco a todos. Esto último suscitó algo de polémica, ¿cambios si o cambios no?, si hemos sido capaces de realizar un desfile en tiempo récord, ¿para qué cambiar? Personalmente, no entraré en debates sobre lo que nos conviene o no, lo que si es cierto es que nosotros, en ese tiempo record, realizamos un desfile estupendo, llevando siempre la comparsa unida y sin dejar esos populares cortes que a nadie le gustan.

Día siete, muy extraño para nosotros, pues fue el primero en muchísimos años en no realizar la merienda del castillo. Este año, hemos repetido con nuestro donativo de la Ofrenda, y lo hemos vuelto a destinar a la parroquia de Santa María, ya que necesita una restauración en la cual, participamos de esta forma: con la solidaridad de nuestros socios. No obstante, este día para la directiva, ha pasado de ser uno de los días con más ajetreo a uno de los más ligeros durante nuestra semana favorita de septiembre. Además, este día incluía algo mucho más importante: la ilusión de nuestros socios infantiles durante el desfile de la esperanza, pocos pero buenos. Una vez acabado el desfile, a la retreta.

 

El día ocho si que se pudo celebrar la embajada que se quedó pendiente el año pasado, además de la tradicional misa mayor dedicada a nuestra patrona. No obstante, para nosotros, uno de los momentos más emotivos de todas las fiestas ocurre este día, en la procesión. Ya no por alumbrar y participar en ella al igual que el resto de las comparsas, sino porque nos pertenece un tramo del recorrido en el que cada año, unos privilegiados moros realistas pueden portar a la Virgen. Desde el molino de aceite hasta la puerta de la comparsa de Labradores, tenemos la suerte de llevar a muestra patrona y de entrarla a la iglesia de Santa María. Estoy segura que tanto para los portadores, como para nuestras madrinas, fue uno de los actos más emotivos de las fiestas.

Y como todo en esta vida, todo principio tiene su final. Llegó el día nueve, que por lo que me han contado, fue como la seda. Un día muy agridulce, donde la pena de que acaban las fiestas se mezcla con la alegría de nuestros cargos entrantes 2020. Este año, estamos representados por un increíble grupo.

 

Capitán Mayor: Juan José Palazón García.

Alferez Mayor: Juan Palazón Mateo.

Madrina Mayor: Gema Espinosa Ibañez.

Capitán Infantil: Marcos Palazón Gómez.

Alférez Infantil: Mario García Vicent.

Madrina Infantil: Carla Martínez Caturla.

 

Por si no era suficiente, el pasado domingo 22 de septiembre celebramos la tradicional comida de hermandad. Este acto suele ser muy especial para los cargos, ya que es de sus primeros actos oficiales. Y estoy segura, de que vivirán este año con intensidad, disfrutando de cada segundo, preparando sus casas, sus trajes y todo aquello que necesiten. Lo que también es seguro es que nosotros disfrutaremos casi igual que ellos preparando cada detalle.

Por último, desde aquí quiero acordarme de Paco Manocana, capitán mayor 2019 cuyo fallecimiento ocurrió hace muy poco. Solo esperamos que disfrutaras tus últimas fiestas con intensidad. Siempre te recordaremos.

 

 

 

 

 

María Gómez Rojas

mgomezrojas756@gmail.com

Cronista de la comparsa de Moros Realistas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies